jueves, 16 de marzo de 2017

Desde el hueco de su lado

DESDE EL HUECO DE SU LADO



Desde el hueco de su lado

y roto mi corazón,

entre escritos arrugados

me dispuse a rebuscar

versos de mi desaliento

cartas de los viejos tiempos

y así comencé a llorar.





Prima lágrima estalló

sobre la palabra “Invierno”,

agua y sal fue la señal

que a destiempo fue a avisar

de un evidente silencio.

La segunda resbaló

hasta su firma estampada,

deshaciendo entre sus aguas

sentimientos y palabras,

ocasos y madrugadas.



Desde el hueco de su lado

y roto mi corazón,

entre escritos arrugados

me dispuse a rebuscar

versos de mi desaliento

cartas de los viejos tiempos

y así me escondí a llorar



La tercera se quedó

suspendida en el vacío,

buscando en algún rincón

aquel recuerdo perdido,

aquel beso, aquel amigo.



Desde el hueco de su lado

roto ya mi corazón

nada queda del pasado

todo se desvaneció;

se llevó consigo el tiempo,

se llevo consigo un templo

que el Invierno derribó.



Desde el hueco de su lado 

el frío me estremeció,

que acaso fue un espejismo,

o, acaso, ni sucedió;

que todas sus viejas cartas,

que todas mis noches largas

han sido imaginación.