domingo, 30 de octubre de 2011

LA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

Pompas de jabón gigantes en la Plaza Mayor de Madrid
Hoy, durante esta "mañana esencial" de domingo, en compañía de amigos y familia, he tenido cierto sentimiento de alivio frente al ya constante desasosiego que sufro como consecuencia de estos tiempos de crisis feroz.

Hoy he percibido en distintos momentos del día, y esto me ocurre cada vez más a menudo, el esfuerzo de personas por hacer un trabajo bien hecho. Creo que estamos recuperando lo artesanal frente a lo industrial. El cuidado en las cosas y la meticulosidad vuelven a ocupar el espacio que le fue robado por lo escalable y lo fácilmente reproducible.


Bar Txirimiri en la calle del Humilladero en  Madrid









Creo que nuestros bares de toda la vida están retomando, para mi satisfacción, el protagonismo que le fue usurpado por las numerosas y foráneas franquicias que nos han estado invadiendo en los últimos años. Percibo que volvemos a disfrutar de las cosas de siempre.





Hombre estatua en la Puerta del Sol de Madrid
El esfuerzo creativo y la imaginación están desbancando por fin la voracidad de aquellos que habían invertido los valores de la ley de la oferta y la demanda. Hoy cada vez es más importante la calidad frente a la cantidad y exigimos más a menor coste. Las cosas han dejado de parecer gratis.



Hoy todo todo lo insignificante adquiere un valor
jamás pensado hace unos años.

Aquellos que se enorgullecían de un enriquecimiento fácil y vertiginoso hoy tendrán que ponerse las pilas para poder sobrevivir con dignidad a la crisis. Y sólo haciendo un buen uso de su imaginación y profesionalidad lo van a conseguir. Hoy todo todo lo insignificante adquiere un valor jamás pensado hace unos años.
Hombre invisible en la Plaza de Oriente de Madrid



Algo positivo resulta de esta época de "cambios" -aludiendo a la etimología del término-. La cultura del pelotazo muere para dejar paso a la cultura del esfuerzo y de los pequeños detalles que nos hacen disfrutar de una mañana de domingo como la de hoy. Creo que puede ser la luz al final del tunel