jueves, 27 de octubre de 2011

DÍA TRAS DÍA

Día tras día,
es tanto lo que da
que no sé cómo agradecerlo
debidamente.

Ayúdenme,
corran la voz
que lo anuncien por las plazas
debidamente.